Por María Esther Silva

Este es el momento histórico de hacer foco en lo importante y desarrollar competencias útiles en nuestros alumnos, enseñándoles contenidos que agreguen valor a sus vidas y así sepan afrontar los desafíos de los nuevos tiempos y mantenerse a salvo en el siglo XXI.

En Japón hace rato están llevando a cabo un proyecto piloto llamado “Cambio Valiente “ basado en programas educativos que rompen paradigmas. Nace con la intención de formar a los estudiantes como ciudadanos del mundo, con lo cual es evidente que manejan una visión de globalización.

El programa se fundamenta en las siguientes premisas:

* Cero tareas. Eso me encanta porque no le veo sentido someter a los niños a actividades académicas en sus casas.

* Cero materia de relleno. Pienso que lo que no enriquece, carece de sentido y no agrega valor a la vida de los niños.

* Cinco materias:

1) Aritmética de negocios.
2) Desarrollo del hábito lector.
3) Civismo, lo que engloba temas tan importantes como el cumplimiento de las normas, la ética, la ecología, el espíritu de cooperación.
4) Computación, lo que incluye manejo de software, redes sociales y negocios online.
5) Dominio de varios idiomas.
Solo agregaría dos materias para alinear el programa japonés con una Educación Consciente: el desarrollo de la inteligencia emocional y la práctica de hábitos de mente.
¿Estamos listos para el cambio? Te invito a que seas parte de la transformación que necesita nuestra educación.