Por María Esther Silva

En estos días estuve leyendo el libro The Big Leap (El Gran Salto) de Gay Hendricks. Allí él nos dice que todos vivimos en algunos de estos cuatro cuadrantes:

* La Zona de Incompetencia es donde hacemos las cosas para la que no somos buenos. Por lo tanto, nos fastidia, nos aburre y hasta nos podemos deprimir. Así que mosca para que huyas de allí rápidamente, por favor.

* La Zona de Competencia es aquella en la que hacemos bien las cosas, pero no nos destacamos. Allí es donde está la vida ordinaria y aburrida de muchos. No creo que hallamos nacido para esto… Para vivir desde este cuadrante.

* La Zona de Excelencia es donde hacemos muy bien las cosas, pero no nos hemos expandido lo suficiente para mostrar todo nuestro potencial. Así que no te conformes sigue trabajando.

* La Zona de Genialidad es la que tanto mencionó Ken Robinson como “La Zona” donde está nuestro don, nuestro talento. Eso que nos hace diferente y lo desarrollamos como fortaleza.

Pocos llegan allí, pero ¿por qué?

Por las creencias limitantes heredadas de la cultura, de nuestra religión, las creencias autoimpuestas por no sentirnos capaces y competentes.

Y también porque la educación todavía está enfocada en superar las debilidades en lugar de desarrollar las habilidades.

¡Qué limitados estamos todavía! Pero la buena noticia es que poco a poco estamos despertando y apostando a crecer desde nuestros talentos. Seguimos paso a paso.

¡Un abrazo!